Log in

La Apmun mantiene que el ´mamotreto´ incumple el PGO

La agencia considera necesario hacer una nueva prueba pericial que retrasaría el derribo

laopinion.es/miércoles, 2 de diciembre de 2009.-Noé Ramón, Santa Cruz de Tenerife. El técnico de la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (Apmun), Carlos González, volvió a poner en evidencia durante su segunda comparencia como testigo en el caso mamotreto que este edificio de aparcamientos y centro comercial situado al inicio de la playa de Las Teresitas incumplía lo previsto en el Plan General de Ordenación (PGO) de Santa Cruz. Y más concretamente, en lo que se refiere a la ocupación de un área donde estaba previsto un espacio libre.

Según este técnico, el edificio incurre en un exceso en cuanto a los límites de ocupación de parcela y en lo que respecta a edificabilidad, según los datos que poseen, "posiblemente" supera la permitida. No pudo concretar este extremo, ya que el Ayuntamiento no acaba de facilitarle los datos solicitados.

El técnico considera que incluso sin tener en cuenta el modificado del proyecto que supuso la construcción de otra planta más bajo tierra, también la superficie incumpliría la normativa urbanística en materia de edificabilidad. En cualquier caso, la agencia considera que para determinar con exactitud este extremo habría que realizar una prueba pericial a cargo de un arquitecto. Prueba que retrasaría el previsto derribo del edificio, aprobado en el transcurso de una sesión plenaria.

Volumen. El técnico del Apmun indicó que también se llevó a cabo un modificado del pro#yecto del edificio situado al fondo de la playa que consiste en un graderío y unas dependencias bajo rasante, sin uso definido aún.

Esta construcción también invadiría dominio público y el técnico sospecha que la modificación tenía por objeto la anulación parcial del volumen bajo rasante y aumentar el graderío para afectar en menor medida al domino público.

En cualquier caso González admite que no han estudiado si la edificación proyectada al final de la playa se adecuaba a los parámetros urbanísticos de ocupación y edificabilidad. El Apmun sí ha determinado que la prevista vía que se iba a construir sí iba a afectar al cauce final del barranco de El Cercado y a la servidumbre de protección, aunque no en qué grado. Así, ocurre que al final del cauce del barranco se produce una modificación de la vía de acceso a la playa que afecta tanto al domino público como a la servidumbre de protección de costas y del cauce. Todo ello implicará en su momento una modificación prevista de la canalización de salida de aguas del barranco.

Y ello es así hasta el punto de que hace justo un año salió a información pública el proyecto para ejecutar las obras de desembocadura de este barranco, sin que hasta ahora se sepa si la Dirección General de Costas ha aprobado ya conceder la licencia.

El mismo supondrá, no sólo no derribar el mamotreto, sino incluso reforzarlo ya que la prevista vía transcurrirá por la parte superior del edificio de aparcamientos. Además, este proyecto deberá ser autorizado por el propio Consejo de Ministros.

Es la tercera vez que los técnicos de la Apmun tienen que declarar por este caso ante la jueza titular del Juzgado de Instrucción número 2, Juana María Hernández, y la fiscal de los delitos contra el Medio Ambiente, Inmaculada Violán. Estos técnicos han tenido que elaborar hasta dos informes diferentes y complementarios.