Log in

Colectivos exigen no gastar nada más en el ´mamotreto´

Amigos de Las Teresitas cree que las declaraciones de los testigos avanzan en demostrar que el edificio fue siempre concebido más como un centro comercial que como un ´parking´

laopinion.es/lunes, 9 de noviembre de 2009.- N.R., Santa Cruz de Tenerife. La lista de declaraciones que se están produciendo dentro del conocido como caso mamotreto ha causado ya reacciones. Así los colectivos, Amigos de Las Teresitas y la Plataforma en Defensa del Puerto de Santa Cruz han mostrado su indignación por alguno de los aspectos que van trascendiendo. Consideran inaudito que se plantee la posibilidad de gastar 300.000 euros más en encargar un nuevo proyecto al arquitecto francés, Dominique Perrault para proceder a la autorización de un edificio que probablemente va a ser derribado después. La portavoz de la Asociación, Lola Redbrow y de la Plataforma, Cándido Quintana, dejan claro que no se debe gastar ni un duro más en mantener en pié esta obra y que las cantidades a invertir se hagan únicamente en la demolición.

Centro comercial. La asociación indica que de las declaraciones llevadas a cabo se desprende que efectivamente "el proyecto jamás tuvo el destino inicial de plazas de aparcamiento, sino más bien de centro comercial, porque de las 400 plazas previstas ahora se dicen que 160 son obligatorias para el centro comercial, quedando tan sólo 240 para los usuarios de la playa". Frente a las más de mil que existen ahora a lo largo de Las Teresitas cuyo uso es además gratuito.

Recuerdan los miembros de estos colectivos que el pasado mes de junio se adecuaron 240 plazas por encima del Infobox, en apenas un día y sin que supusiera un coste significativo de dinero público. "El derribo del mamotreto y descartar el proyecto del arquitecto francés, Dominique Perrault se decidió en el pleno del Ayuntamiento celebrado el pasado 18 de septiembre por mayoría y de ningún modo se debe desoír la voluntad de los ciudadanos. Mucho menos gastar un sólo euro más en este desastroso proyecto salvo para su demolición".

Rebrow recuerda que las obras se han llevado a cabo careciendo de las autorizaciones mínimas que a cualquier ciudadano se exige para iniciar los trabajos. Así se han construidos 10.000 metros cuadrados sobre un solar de 4.000, en el que tan sólo estaban previstos 3.000 metros cuadrados. Todo ello según las estimaciones de los técnicos de la Agencia para la Protección del Medio Urbano y Natural (Apmun), que han declarado ya en dos ocasiones como testigos y que han elaborado hasta tres informes a petición del Juzgado.

"Este desaguisado se debe a la incomprensible actuación de los máximos responsables de la Gerencia de Urbanismo, Luz Reverón y Manuel Parejo y es por eso que están siendo requeridos judicialmente. Está claro que detrás de toda esta operación se encuentra el equipo gobernante del Ayuntamiento de Santa Cruz, que es Coalición Canaria (CC) a cuyo frente está Miguel Zerolo. Y ésta es la punta del iceberg de todo lo que se ha estado planeando en la playa de Las Teresitas y en el entorno de San Andrés. Como viene sucediendo en todos estos casos, tan sólo hay que buscar a quién beneficia para saber quiénes son los responsables principales".

En las investigaciones del caso mamotreto declararon recientemente también diversos técnicos de la Gerencia de Urbanismo como Candelaria Benítez o el interventor, José Luis Roca, entre otros varios.

"Este deslinde debe caer"

Cándido Quintana recuerda que su colectivo presentó en su momento un recurso contra el deslinde de Las Teresitas. Arremete especialmente contra las declaraciones como testigo del jefe de la Demarcación de Costas, Carlos González, de quien dice que sus palabras ante la jueza, "no tienen ni pies ni cabeza". Recuerda junto con Redbrow que el deslinde aprobado a principios de este año no es firme ya que ha sido objeto de múltiples recursos. Estos colectivos creen que no será definitivo hasta que el juez se pronuncie sobre los mismos. Tanto Quintana como Rebrow recuerdan que el deslinde lo marca el mar y no las personas. "Y nosotros sabemos exactamente hasta donde llegaba en su momento el mar". Estos vecinos habrían presentado pruebas en este sentido durante el proceso judicial abierto. De prosperar su punto de vista, entonces quedaría claro que el edificio conocido como mamotreto, efectivamente invade terrenos de Costas, en contra de lo indicado por el jefe de este Departamento. Por todo ello, ambos dirigentes sociales consideran que "este deslinde debe caer". Señalan que hace poco el mar entró y llegó por el barranco a la altura del parking.