Log in

La defensa del patrimonio

  • Published in Cultura

Ana Mendoza*

{mosimage}La nueva creación de la Gestora para Defensa del Patrimonio Histórico de Santa Cruz, fundada por iniciativa personal del periodista Vicente Pérez, tiene gran importancia como estímulo necesario para la conciencia colectiva sobre un problema ciudadano, que requiere soluciones y rectificación urgente por parte de las autoridades responsables de la protección y conservación, tanto de los espacios declarados Bien de Interés Cultural, como de cualquier otra construcción, monumento o mobiliario urbano con suficiente entidad histórica o cultural.

Numerosos elementos en avanzado y lamentable estado de abandono que tanto abundan en esta capital... quizá la más necesitada de un revulsivo como este.

Con muy buen criterio, se ha divulgado el movimiento ciudadano a través de las redes sociales, que con tanta eficacia despliegan masivamente cualquier conocimiento o información de interés. El resultado ha sido tan satisfactorio como era de esperar a nivel de reconocimiento popular, como se manifiesta con los numerosos “me gusta”. Otra cuestión es que la buena voluntad y apoyo verbal se traduzcan en activismo práctico para que la presión colectiva surta efecto sobre la Administración responsable.

La oportunidad de que esta plataforma haya aparecido precisamente en paralelo con la campaña preelectoral, parece estar bien aprovechada por todos los partidos políticos, que han manifestado sin excepción su apoyo incondicional como partícipes de la inquietud general, con la añadidura de las correspondientes promesas al respecto cuando accedan a tal o cual concejalía.

La aportación de nuestra Asociación, manifestada en favor de la nueva gestora, pretende compartir la experiencia de cuatro años de intensa reivindicación sobre el paradigma del abandono institucional del Patrimonio Histórico y Cultural de Santa Cruz: el parque cultural “Viera y Clavijo”.

En tal sentido, creemos que se impone el pragmatismo de asumir la realidad, en contraposición con la tendencia a ver las cosas como deseamos que sean, no como son de verdad. Se impone un ejercicio de sentido práctico para evitar que, desde arriba, se nos utilice, menosprecie y se nos tome el pelo.

Es tan abundante el inventario de material deteriorado por el destrozo y vandalismo callejero que, en pocos años,  el aspecto actual de nuestra preciosa ciudad se ha venido abajo, a un nivel tercermundista de suciedad y abandono, para vergüenza de quienes siempre nos hemos sentido orgullosos de lo nuestro.

La presunta especulación individual, ejercida desde el poder, puede añadirse a la falta de preparación cultural de algunos responsables oficiales, sumada a la divergencia entre intereses políticos y los derechos del ciudadano.

Ardua tarea le espera a la recién nacida plataforma para averiguar, por ejemplo, dónde se encuentra actualmente la Carta de Rendición de Nelson.  Con buen criterio, un documento tan valioso debería estar expuesto en el museo militar de Almeida. ¿Dónde están “guardados” los bancos de piedra del García Sanabria, sustituidos por unos inapropiados asientos de madera? O aquella carísima fuente cibernética de breve existencia en la Plaza de España, desaparecida por ensalmo. O la otra, sustituida por una palangana en la Plaza de La Paz, que debería restaurarse en el centro de la Plaza República Dominicana para celebrar de nuevo el ascenso del TeTe a 1ª, etc…

Por nuestra parte, además de seguir con el activismo centralizado contra el presunto delito de Expolio de Patrimonio por la Administración, ejercido contra el  “Viera y Clavijo”, ofrecemos nuestro apoyo a la formación de Vicente Pérez con la base de nuestra experiencia y conocimiento de cómo las palabras institucionales van por un lado y los hechos, por otro.

Mucho ánimo y, sobre todo, ¡ni un paso atrás!

¡Salvemos nuestro Patrimonio entre todos!

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*. Presidenta de la Asociación “Por la Rehabilitación del Parque Cultural Viera y Clavijo”